sábado, 9 de mayo de 2009

Las muertes violentas NO se justifican sean quienes sean los muertos, vengan de donde vengan las balas


La Red Juvenil de Medellín, organización comunitaria que trabaja desde 1990 en la ciudad, haciendo un posicionamiento político de la noviolencia, la objeción de conciencia y el antimilitarismo se pronuncia públicamente frente a los siguientes hechos: 


• Durante lo que va corrido de este año en la ciudad de Medellín y su área Metropolitana se ha registrado un importante aumento de muertes violentas; situación que no se presentaba desde hacía varios años.

• Nada más entre el mes de Marzo y Abril se han presentado en Medellín y su Área metropolitana por lo menos 100 muertes violentas.

• Desde la comandancia de la policía se ha mencionado que estas muertes hacen parte de reordenamientos de las estructuras criminales que mantienen control en la ciudad y que por lo tanto las muertes pueden seguir hasta tanto se reconfigure un orden nuevamente.

• Aunque el número de muertes sea tan elevado, no se ha prestado mayor importancia dado que se parte desde las mismas posiciones de la administración municipal de que se trata de retaliaciones entre bandas y por lo tanto, los muertos son sospechosos de pertenecer a ellas.

• La mayoría de las bandas de delincuencia, que en Medellín se calcula que son 150, están integradas en su mayoría por jóvenes entre los 14 y los 25 años de edad.

• Las medidas que se han presentado alrededor de la grave situación de orden público recaen en su mayoría sobre restricciones contra la población juvenil: toque de queda sobre menores, prohibición de parrilleros en moto, restricciones en horarios para establecimientos nocturnos, zonas con prohibiciones para venta de licor, control del espacio publico por la policía.

Ante esta grave situación de un conflicto armado e interno en la cual es evidente la desaparición de los derechos, pues los jóvenes vienen siendo las principales víctimas de la oleada de muertes violentas, mientras son estigmatizados en razón de ser jóvenes, convertidos en peligrosos, razón por la cual se les trata de controlar con restricciones a sus Libertades; queremos plantear que:

• La muerte violenta no se justifica por ningún motivo, no hay ninguna razón para eliminar a otro ser humano, no puede justificarse la muerte de alguien porque expende drogas, o porque es negro o marica, mucho menos porque es joven, porque se para en una esquina o porque está en la calle a altas horas de la noche. Nada justifica la muerte de un ser humano; una sociedad madura es aquella que es capaz de resolver sus conflictos sin necesidad de eliminar a las personas; el valor de cada ser humano es incalculable y por tanto, no podemos guardar silencio ante la muerte que arrecia; nada puede servir de excusa para asesinar a alguien. Por ningún motivo podemos justificar la muerte de los jóvenes en las calles; pues ha sido justamente la legitimación de la muerte violenta lo que ha servido para posicionar una tradición histórica de eliminar al otro y de mantener una cultura violenta en la ciudad. Por tanto necesitamos en cambio, rescatar el valor de la vida y su defensa.

• Nos manifestamos en contra del escenario de muerte que quieren promover los actores armados que hacen presencia en la ciudad, tanto los actores legales como los ilegales, que han utilizado la población juvenil para engrosar sus filas, para armarlos, para hacerles creer que tienen un enemigo al que tienen que combatir. Los grupos armados en Medellín, han puesto los jóvenes a enfrentarse entre ellos con la creencia de ser enemigos.

• Nos pronunciamos en desacuerdo a los ediles de los concejales pedir más pie de fuerza, así como las medidas de la administración municipal para militarizar los barrios y apoyar los proyectos de reinserción que han posicionado con más fuerza las estructuras armadas en la ciudad.

• Tomamos distancia de las medidas que se han tomado para responder a esta oleada de violencia, pues consideramos que se parte de un imaginario peligrosista de la condición de juventud que no tiene sentido, además que, por un lado los grupos armados matan a los jóvenes, por otro las fuerzas militares les privan de su libertad y por otro las autoridades civiles promueven la idea de que son los jóvenes los que desestabilizan el orden público.

Con fundamento en estos hechos y consideraciones los y las jóvenes que pertenecemos a la ORGANIZACIÓN RED JUVENIL DE MEDELLIN HACEMOS LAS SIGUIENTES MANIFESTACIONES:
• Manifestamos que la muerte violenta no se justifica, sean quienes sean los muertos, vengan de donde vengan las balas.

• Manifestamos que los jóvenes no somos un peligro para la sociedad; somos la acción y la transformación, los jóvenes somos los constructores de sueños y por tanto nos negamos a que se nos priven nuestros derechos y a que nos vean como victimarios.

• Rechazamos todas las medidas que se tomen y que tengan como finalidad la limitación de derechos, la estigmatización de algún sector de la población y las propuestas de militarización de la vida social.

• Manifestamos que aspiramos a una sociedad en la que las personas no sean eliminadas, a que a nadie se le nieguen sus derechos, una sociedad desmilitarizada, sin ejércitos, en la que las salidas a los conflictos no sean armadas; una sociedad que vea a sus jóvenes como la posibilidad de transformación y no como un obstáculo; que entienda que la libertad y la vida son los principios mas valiosos de una comunidad.

• Reivindicamos y nos sostenemos en la desobediencia y la resistencia como formas de contrarrestar el espiral de violencia en la que se sumerge la ciudad.

• Invitamos a movimientos, colectivos, organizaciones a que suscriban el comunicado y lo difundan lo más pronto posible. La vida como máximo valor y derecho.


Fuente: Red Juvenil de Medellín.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Resistencia Popular © 2008. Design by :Yanku Templates Sponsored by: Tutorial87 Commentcute